Saltar al contenido

Arraigo Social en Castellón

ABOGADO EXTRANJERÍA CASTELLON pida cita sin compromiso al 674104654

 

El Arraigo Social es una forma de obtener una residencia en España, y de esta forma regularizar su situación administrativa.

El Arraigo en sí es un permiso que se da a aquellos ciudadanos extranjeros que se encuentren residiendo de forma irregular en España y tengan en él vínculos familiares, laborales o que, por su parte, se encuentren integrados socialmente. En otros artículos he explicado cada tipo de Arraigo el familiar, laboral y hoy hablaremos detalladamente del arraigo social, que es el más utilizado por los extranjeros y se encuentra regulado en el artículo 124.2 del Reglamento de Extranjería.

Aunque la ley de extranjería establezca que el Arraigo es una autorización de Residencia por Circunstancias Excepcionales, está claro por la práctica que es la forma habitual de obtener la residencia legal en España.

Este tipo de residencia se puede tramitar tanto, si nunca has tenido un permiso de residencia, como si lo tuviste o lo perdiste al no poder renovarlo.

Requisitos para solicitar arraigo en España

Los requisitos comunes en todo tipo de arraigo son:

 

  1. No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo o de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países a los que les sea de aplicación el régimen de ciudadano de la Unión.
  2. Carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia por delitos existentes en el ordenamiento español.
  3. No tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio territorial de países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.
  4. No encontrarse, en su caso, dentro del plazo de compromiso de no retorno a España que el extranjero haya asumido al retornar voluntariamente a su país de origen.

 

Requisitos para solicitar arraigo social

 

Haber permanecido con carácter continuado en España durante un periodo mínimo de tres años. Para que este requisito se cumpla, las ausencias de España durante este período no pueden superar los 120 días.

Tener vínculos familiares (cónyuge o pareja de hecho registrada, ascendientes o descendientes en primer grado y línea directa) con otros extranjeros residentes o con españoles, o bien,

O bien, presentar un informe que acredite su integración social emitido por la Comunidad Autónoma (o el Ayuntamiento si la Comunidad Autónoma lo ha autorizado), en cuyo territorio tenga su domicilio habitual.

En caso de que el informe no haya sido emitido en el plazo de 30 días, circunstancia que habrá de ser debidamente acreditada por el interesado, podrá justificarse este requisito por cualquier medio de prueba admitido en derecho.

 

Documentación a presentar en caso de Arraigo social

 

Impreso de solicitud en Modelo Ex 10

Copia completa del pasaporte, título de viaje o cédula de inscripción con vigencia mínima de cuatro meses.

Documentación acreditativa de la permanencia continuada en España durante un periodo mínimo de tres años. En relación a este punto, lo habitual es presentar el empadronamiento de los últimos tres años, pero en caso de no tenerlo se pueden presentar otros documentos que demuestren haber residido en España, por ejemplo una hospitalización, tarjeta sanitaria, consulta médica, contratos, etc.

Certificado de antecedentes penales expedido por las Autoridades del país o países en los que haya residido durante los cinco últimos años anteriores a la entrada en España.

Para demostrar el arraigo se puede presentar alternativamente uno de estos documentos:

  1. Certificado de matrimonio o certificado de nacimiento
  2. Informe de inserción social emitido por la Comunidad Autónoma.

 

¿Qué requisitos debe cumplir el contrato de trabajo en el Arraigo Social?

 

Aquel extranjero que desee presentar una solicitud de arraigo social, deberá contar con un contrato de trabajo para un período no inferior a un año.  La empresa o el empleador deben encontrase inscritos en la Seguridad Social, así como hallarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

También se admite la presentación de varios contratos en una misma ocupación, trabajando simultáneamente para más de un empleador, todos de duración mínima de un año y cuya suma debe representar una jornada semanal no inferior a 30 horas en cómputo global. Siempre que el salario sea el mínimo interprofesional.

Se podrá eximir la presentación del contrato en el supuesto de que se acredite que se cuenta con medios económicos suficientes o que éstos derivan de una actividad por cuenta propia, y siempre que lo recomiende el informe de integración social que emita la Comunidad Autónoma.

La empresa también deberá garantizar la actividad continuada, disponer de medios económicos, materiales o personales para hacer frente a su proyecto empresarial y a las obligaciones derivadas del contrato. Si es una persona física deberá acreditar, una vez descontado el pago del salario convenido, el 100% del IPREM si no hay familiares a su cargo .

 

Documentos a presentar para arraigo social  del empleador

 

Contrato de trabajo con las características exigidas, firmado por el empleador y trabajador.

Copia del N.I.F. y, en su caso, de las escrituras de la empresa.

Copia de la capacitación y, en su caso, la cualificación profesional legalmente exigida para el ejercicio de la profesión.

Acreditación de que la empresa garantiza la solvencia necesaria, a través de: la declaración del IRPF, o del IVA, o del Impuesto de Sociedades o del informe de la vida laboral de la empresa (VILE).

Debe aportarse una memoria descriptiva de la ocupación a realizar.

 

Arraigo social sin contrato de trabajo

En caso de no presentarse el contrato, podrán acreditarse los medios de vida si el informe municipal sobre la integración social del extranjero así lo indica y recomienda eximir al solicitante de dicho requisito. En este caso, es necesario aportar:

Documentación que acredite tener medios de vida suficientes para su manutención.

 

Dato importante

Todo documento público extranjero deberá ser previamente legalizado por la Oficina consular de España con jurisdicción en el país en el que se ha expedido dicho documento o, en su caso, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación salvo en el caso en que dicho documento haya sido apostillado por la Autoridad competente del país emisor según el Convenio de la Haya de 5 de octubre de 1961 y salvo que dicho documento esté exento de legalización en virtud de Convenio Internacional.

Y en el caso de que no esté en Castellano deberá ser traducido por Traductor Oficial.

 

 

Si necesitas asesoramiento de un abogado de extranjería en Castellón y provincia, pide cita